Acusan 'montaje' en enfrentamiento de Nuevo Laredo


Comisión de Derechos Humanos afirma que la ejecución de delincuentes fue 'un montaje', Procuraduría abre investigación

Nuevo Laredo.- El Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo acusó que la muerte de ocho criminales el pasado 5 de septiembre tras un presunto enfrentamiento entre policías y sicarios fue realmente un montaje.

Por ello, la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas inició una Carpeta de Investigación derivado del reporte. 

"Información inicial señala que policías estatales sostuvieron un enfrentamiento con civiles armados. Las circunstancias de estos acontecimientos están siendo investigadas para determinar la forma en que sucedieron los mismos.

"El Gobierno de Tamaulipas, por conducto de la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas, reitera su compromiso de actuar bajos los principios de legalidad, presunción de inocencia, así como respeto irrestricto a los Derechos Humanos, el debido proceso y estado de derecho", indicó la dependencia en un comunicado.

La organización de derechos humanos denunció que fue una ejecución a ocho personas –cinco hombres y tres mujeres-, a manos de agentes estatales, y para cubrir el crimen los vistieron con uniformes militares y usaron una grúa para "sembrar" una camioneta donde presuntamente se transportaban.

El centro sustentó sus acusaciones con una serie de fotografías, un reporte de tránsito de la grúa y testimonios de sobrevivientes.

"Las imágenes de cinco hombres y tres mujeres vestidos con uniformes tipo militar, posando con armas junto a sus cuerpos (sin vida) y que fueron filtradas por autoridades del gobierno de Tamaulipas fueron un verdadero montaje", manifestó la CDHNL.

Informó que solicitará la intervención de la oficina en México de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, para que otorguen medidas de protección a los sobrevivientes que han dado su testimonio a la Fiscalía del Estado.

Según las declaraciones de los testigos, las víctimas habrían recibido "un tiro en la cabeza a corta distancia, e incluso algunos estaban sometidos en el piso o acostados sobre una cama".

Además, tras un recorrido por el lugar de los hechos, "se constató que no hay evidencias de un enfrentamiento", ya que tanto en la casa donde supuestamente se dio éste y en fachadas de hogares aledaños no hay impactos de balas.

Fue el pasado 5 de septiembre cuando la Secretaría de Seguridad Pública de Tamaulipas informó que civiles armados vestidos de militares atacaron a balazos a policías del Grupo Especial de la policía del estado en la colonia Valles de Anáhuac, por lo que los uniformados repelieron la agresión, dejando un saldo de ocho presuntos criminales abatidos.

Nota relacionada: Abaten a 8 delicuentes de la 'Tropa del Infierno'


Comentarios