Rosario va a prisión, acusa persecución política


La exministra es acusada de haber permitido el desvío de 5 mil millones de pesos durante el gobierno de Enrique Peña Nieto

Ciudad de México.-  El Gobierno del expresidente mexicano Enrique Peña Nieto (2012-2018), sobre el que planean numerosos casos de corrupción, recibió ayer su primer gran revés judicial con la prisión preventiva impuesta a la exministra Rosario Robles, acusada de tolerar un desvío de recursos públicos.

Un juez mexicano decidió someter a proceso a Robles e imponerle prisión preventiva de dos meses en un penal de la Ciudad de México mientras se la investiga después de que la Fiscalía mexicana la acusara de permitir el desvío de 5 mil millones de pesos (unos 255.6 millones de dólares).

¿Quién es Rosario Robles?

La audiencia judicial comenzó la semana pasada y se retomó el lunes a las 16:00 horas, pero el juez no procesó a la exministra hasta las 06:00 horas de ayer.

El juez Felipe de Jesús Delgadillo decidió celebrar otra audiencia en dos meses, tiempo que Robles pasará en la prisión de Santa Martha Acatitla, para que la Fiscalía aporte pruebas suficientes y los abogados de la exministra preparen su defensa.

Delgadillo argumentó la prisión preventiva por el riesgo de fuga de Robles, aunque la exministra había sostenido que no disponía de recursos para huir del país.

Tras la decisión del juez, los abogados de Robles defendieron ante la prensa la inocencia de la exministra y calificaron el proceso judicial en su contra de persecución política.

“Estamos ante una persecución, ante una presa política”, declaró el abogado Julio Hernández, quien expresó su “decepción” por la decisión “arbitraria e injusta” del juez.

La investigación contra Robles se enmarca dentro del caso de La Estafa Maestra, una trama de desvío de dinero destapada en 2017 por el portal Animal Político y la organización Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad.

Varios ministerios del Gobierno de Peña Nieto habrían hecho desaparecer recursos por un valor de 7 mil 670 millones de pesos (unos 403 millones de dólares) entre 2013 y 2014 a través de una triangulación con universidades públicas y empresas fantasma.

De acuerdo con la Fiscalía, Robles habría permitido el desvío de 5 mil millones de pesos mediante convenios con universidades que contrataban a empresas por servicios que nunca se llevaron a cabo.

Asimismo, la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda informó ayer que presentará una nueva denuncia contra Robles al detectarse 105 contratos irregulares por un valor de 800 millones de pesos (40.8 millones de dólares).

NIEGA QUE SEA VÍCTIMA

Respecto al caso, el presidente Andrés Manuel López Obrador, descartó que Robles sea víctima de una persecución política y recordó que la Fiscalía es independiente del Gobierno desde enero.

“La Fiscalía, el Ministerio Público, tiene autonomía del poder Ejecutivo, antes dependía del Presidente”, apuntó el dirigente izquierdista desde Palacio Nacional, y agregó que México debe “acostumbrarse a esta nueva realidad” sin impunidad.


Comentarios