La despiden por pintarse el cabello de rojo


Monterrey.- Por tener el cabello de color rojo y tatuajes, Nazareth Gallegos fue despedida de su trabajo en una empresa funeraria.

Ella se desempeñaba como vendedora, donde asegura que una de las encargadas presuntamente la  discriminó y trato de manera humillante.

"Ella empezó a decir que me había visto en la calle y que vio que yo estoy toda tatuada, entonces yo le dije que eso no era un problema porque yo siempre ando de vestir y con manga larga y cubro mis tatuajes, pero ella empezó a ofenderme, empezó a insultarme, me dijo cosas como que le daba asco entre otras cosas", expresó la afectada.

Ante esta situación Nazareth acudió a Derechos Humanos quienes al no tener injerencia sobre el particular, canalizaron a la empleada de la funeraria al Centro de Orientación y Denuncia, donde levantó una denuncia por discriminación en el Centro de Justicia Familiar.

Afirmó que, tanto personal de la empresa, así como gente del sindicato siguen amenazándola para que retire las demandas.

Nazareth menciona que ella solo quiere que la finiquiten acorde a la ley y regresen sus salarios retenidos, asimismo ha tratado de tener contacto con los dueños de la empresa funeraria, sin embargo no ha tenido éxito.

Aunque ve las cosas de manera positiva espera que esta situación por la que pasó no vuelva a ocurrir y exhortó a quienes sufren cualquier tipo de discriminación, tomen las acciones legales necesarias.


Comentarios