Multará San Pedro a 'vecinos ruidosos'


San Pedro.-  Ante el incremento de quejas denunciando "vecinos ruidosos", el municipio de San Pedro iniciará un programa denominado "Llevemos la Fiesta en Paz", para controlar la problemática que día a día va en aumento.

A partir del primer minuto de mañana se implementará con todo rigor el Artículo 12 y 19 fracción VII del reglamento de Policía y Buen Gobierno del municipio de San Pedro, mismo que otorga las facultades de emitir sanciones económicas que van desde los tres mil 379 hasta los 25 mil 347 pesos, según sea el caso.

En entrevista para  ABC Noticias, el secretario de Seguridad de San Pedro Garza García, Gerardo Escamilla Vargas, explicó la magnitud que se tiene con este tipo de reportes que van directo a la central del C-4 y lo que implica para la labor policial.

Afirmó que del total de llamadas que reciben a la central de radio, un 90 por ciento son referentes a problemas de factor social y de ese porcentaje indicó que entre el 60 y 70 por ciento son denuncias de ruido excesivo, por lo que al mes se registran entre 480 a 500 llamadas reportando el mismo problema.

Escamilla  Vargas detalló que la finalidad será generar factores de convivencia óptimos y no descuidar el tema de seguridad por estar atendiendo este tipo de llamados.

"Tiene una finalidad muy clara, la buena convivencia, el evitar que un problema menor escale a insultos, agresiones físicas y otro tipo de problema de convivencia familiar o convivencia vecinal que se dan cuando no se atienen estos reportes de manera puntual", expresó.

El Secretario de Seguridad detalló los límites permitidos de ruido y los horarios, que serían 55 decibeles en un horario de las 6:00 horas a 22:00 horas y 50 decibeles de las 22:00 horas a las 6:00 horas.

Tener un registro de hasta 40 decibeles sería, por ejemplo, una conversación normal, 50 se da comúnmente afuera de una ciudad, 70 podría ser una aspiradora encendida y 110 sería un concierto.

Los protocolos a seguir una vez llegando el reporte de ruido al C-4 serán enviar a la patrulla más próxima a revisar la situación y confirmar los decibeles a un metro de distancia del domicilio con un sonómetro, posteriormente solicitar al dueño de la vivienda regular el volumen y entregar un primer aviso por ruido excesivo, sin que esto les genere algún tipo de sanción económica a los ciudadanos.

Aleatoriamente los oficiales realizarán un recorrido por el mismo domicilio reportado y de resultar de nueva cuenta con la misma falta administrativa, se le hará entrega de un citatorio para que acuda en un lapso no mayor a diez días con el juez de lo civil  y determinar el monto de la multa, misma que podrá pagar con trabajo comunitario o directamente a Tesorería municipal.


Comentarios